Alimentación y cuidado de los conejos

| | No Comments

Para cuidar a nuestro conejo lo mejor posible, en primer lugar debemos entender como vivirían en su medio natural, para así hacer que se sienta lo más cómodo, saludable y feliz posible.

En la naturaleza los conejos permanecen escondidos a pleno día y salen solamente al amanecer y atardecer por los alrededores de sus madrigueras para comer hierba. Como son por naturaleza presas, disponen además de una gran capacidad de detectar el peligro y también de huida rápida ante el mismo.

 

ALOJAMIENTO:

  • Jaula: Para conejos que viven en pisos necesitaremos una jaula de un material resistente (para uno de raza enana mínimo de 40x70cm) aunque cuánto mayor sea el tamaño siempre mejor. Es recomendable disponer de una zona con refugio en la que se pueda sentir más protegido y esconderse cuando quiera. Muchos conejos aprenden a hacer sus deposiciones en bandejas con material absorbente, lo que nos puede facilitar mucho la limpieza. Si nuestro conejo vive  en el exterior es importante que disponga de un refugio donde protegerse del sol y altas temperaturas así como de las inclemencias meteorológicas.
  • Comedero: para heno, verduras y otro para pienso.
  • Bebedero: puede ser de tipo botella o bien un cuenco que no puedan volcar.
  • Sustrato: pellets de papel extrusionado, gránulos vegetales o bien paja-heno, las virutas de madera no son tan recomendables puesto que pueden ser irritantes a nivel respiratorio y de ojos. Podemos colocar periódicos debajo para una mayor absorción y acolchado (la tinta no es tóxica). NUNCA se debe usar arena de gato como sustrato, puesto que es muy abrasiva y les perjudicaría. Cuánto más acolchado el fondo mejor para la salud y patas de nuestro conejo.

 

DIETA DEL CONEJO

 

 

La alimentación del conejo es completamente herbívora (rica en fibra). Si la cantidad de fibra disminuye el sistema digestivo del conejo no funciona correctamente y además existe riesgo de sobre crecimiento de los dientes, ya que son de crecimiento continuo.

 

 

 

 

Heno: Siempre a libre disposición. Es el alimento más importante. (Un manojo aproximadamente igual a lo que el propio conejo abulta en todo momento).

Verduras, hojas y hierbas frescas: La cantidad aproximada sería de un pequeño puñado por la mañana y otro por la tarde.  Puede ofrecerse hojas de zanahoria, apio, perejil, col, acelga, escarola, hojas de coliflor, hojas de nabo, remolacha, alcachofa… Se pueden dar en cantidades moderadas lechuga, zanahoria, espinacas…Son prácticas también las bolsas de ensalada de mezcla de hojas de verduras. También se pueden recolectar dientes de león y trébol como hierbas silvestres (ojo! de un lugar libre de insecticidas y contaminantes). Aquellos con acceso a jardín seleccionarán por si mismos las plantas adecuadas.

Pienso granulado (Pellets): sin cereales ni semillas. La cantidad recomendada sería de una cucharada sopera rasa al día  en adultos (en conejos

Healthy Eating Nutrition Rabbit Healthy Raw Food

hasta los 6 meses puede darse un poco más).

Los hidratos de carbono (fruta, cereales, golosinas, pan…): deben restringirse al mínimo.

Las piedras de calcio no son recomendables, ya que a la larga podrían provocar enfermedades del aparato urinario.

Cualquier cambio de alimentación debe realizarse siempre de forma progresiva

 

 

CUIDADOS Y CURIOSIDADES   

  • Los conejos en la naturaleza son presas, por lo tanto tienen un carácter tímido y asustadizo. Cuando incorporamos un nuevo conejo a casa debemos acostumbrarle progresivamente. Los primeros días le dejaremos en la jaula y poco a poco nos iremos aproximando, dándole premios y asociando nuestra voz y presencia a algo tranquilo y positivo. A continuación ir progresivamente acostumbrándolo a salir fuera (sin forzarlo, llamándolo con la voz o premios) hasta que lo haga de manera voluntaria.
  • Como cualquier otra mascota, necesitan ir al veterinario para realizar revisiones y vacunarlos.  En este artículo os informamos sobre sus cuidados veterinarios http://www.veterinariasanfroilan.com/es/cuando-llevo-a-mi-conejo-al-veterinario/

Si lo hacemos del modo correcto y sin sobresaltos podemos conseguir un conejito sociable y alegre que se sienta totalmente seguro con nosotros.

  • Si viven en una jaula se deben tener períodos de libertad (bajo vigilancia) para poder hacer ejercicio, estar entretenidos y relacionarse.
  • No es necesario bañarlos puesto que se acicalan ellos mismos, pero sí es bueno acostumbrarlos al cepillado.
  • Hay que tener siempre cuidado con el manejo, ya que sus huesos son muy frágiles y podrían dañarse.

¡¡PON UN CONEJO EN TU VIDA!!

 

 

Este texto también está disponible en: galego (gallego)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *