gato mayor

Mi gato se hace mayor

| | No Comments

y que cumpla muchos más….

Los gatos domésticos pueden llegar a ser más longevos que los perros, debido en gran medida a la vida más tranquila que llevan, así como a la poca exposición a ambientes exteriores o nocivos. Un gato puede considerarse senior  a partir de los 10 años y «anciano» a partir de los 14 o 15 años.

Los gatos además son menos «expresivos» que los perros, y pueden desarrollar enfermedades ocultas sin haber dado síntomas evidentes si no los observamos de cerca. Como os podéis imaginar, un diagnóstico precoz de cualquier enfermedad nos ayudará a realizar el tratamiento idóneo con más posibilidades de curación y de mejorar su calidad de vida.

gato mayor

Os mostramos algunos de los problemas de salud más comunes de los gatos cuando se hacen mayores.

Problemas dentales

Al igual que en las personas y en la práctica totalidad de los mamíferos, los gatos mayores pueden desarrollar problemas dentales fácilmente: pérdida de piezas dentales, infecciones, gingivitis, placa… Algunos de los síntomas pueden ser detectados visualmente (acumulación de sarro en los dientes, inflamación de encías, mal olor…) Otros síntomas serían los asociados al comportamiento: va al comedero pero no come,  pérdida de peso, roces dentales al comer… Además del deterioro de la salud, este tipo de enfermedades dentales puede ser muy dolorosa.

La enfermedad dental es muy común en gatos mayores y puede ser extremadamente dolorosa, causando un gran malestar y pérdida en su calidad de vida. Síntomas comunes son pérdida de apetito y pérdida de peso, huir de la comida aunque van a olerla, rechinar de dientes y crujidos al comer y/o mal aliento.

Sorprendentemente algunos gatos sufren silenciosamente procesos muy avanzados de enfermedad y dolor dental. Es muy importante revisar frecuentemente la boca en la consulta y en casa, para poder establecer los tratamientos adecuados

Artrosis

Antiguamente se creía que los gatos, al no mostrar síntomas de dolor en articulaciones, no sufrían de la degeneración del cartílago de las articulaciones, pero diversos estudios mediante radiografía demuestran que en la casi totalidad de los gatos  de más de 12 años presentan problemas en las articulaciones.

Es necesario un tratamiento adecuado para garantizar su calidad de vida, así que si notas que tu gato duerme más y juega menos, es posible que sea debido a estas molestias.

Demencia

La disminución gradual de la capacidad del cerebro es normal en la vejez, pero en algunas ocasiones, los gatos pueden desarrollar demencias similares al alzheimer, por la formación de placas similares a estas en su cerebro. Algunos síntomas pueden ser cambios de humor, mayor agresividad, maullidos súbitos o exageradamente altos, dar vueltas en círculo en un mismo sitio…

Si notas estos síntomas es de vital importancia consultar al veterinario para que te asesore como hacer esta enfermedad más llevadera.

gato durmiendo

Vigila su Alimentación y atentos a la deshidratación

Lo ideal es utilizar piensos de gama alta y especializados en la «tercera edad» pero esto dependerá realmente de si tu gato se adapta a esa comida. La dieta solo funcionará si tu gato la acepta, ya que si no la come o le provoca vómitos o diarreas, aunque sea un producto de gama alta, será contraproducente para su salud. Por lo que la comida ideal, es la que acepta y le sienta bien.

También es necesario observar que beba adecuadamente, ya que en muchos casos, los gatos mayores tienen problemas de deshidratación.

No es necesario poner el agua al lado de la comida, ya que en la naturaleza, los gatos no llevan su comida a los abrevaderos, por eso en muchas ocasiones, la mejor idea es ponerla algo alejada de la comida, y en múltiples sitios, ya que ellos seleccionarán cual es «la mejor» y podrán comprobar que tienen  posibilidad de elegir. Esto es especialmente importante si viven con otros gatos o perros. También podemos hacer uso de fuentes de agua especiales para casa. Estas fuentes les incitan a beber porque simula el agua corriente.

Problemas de vista, oído y aseo

Debido al deterioro por la edad, en muchas ocasiones los gatos pueden tener problemas de visión y  de oído., especialmente de este último. Al ser un deterioro progresivo no alterará sustancialmente su calidad de vida, pero es muy importante mantener sus cosas  (comedero, bebedero, cojines, juguetes…) en el mismo sitio, para que pueda orientarse fácilmente.

Con la edad, el gato se acicala menos. Esto reduce la «calidad» de su pelo, por lo que es recomendable cepillarlos para eliminar el pelo caído, y a su vez garantizar que tienen lugares cálidos en invierno y frescos en verano.

Si tienes cualquier duda o consulta, no dudes en llamarnos o enviarnos un mensaje. Puedes consultar la sección de Contacto o enviarnos un mail a través del siguiente formulario:

Al usar este formulario aceptas el almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web.Se utilizarán para resolver tus consultas y resolver relaciones comerciales que puedan surgir

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *