Un ave como mascota

| | 2 Comments

Ya sea por su belleza, por su canto o por su inteligencia, las aves siempre han sido unas mascotas muy populares en nuestros hogares.

Por lo tanto es nuestra labor mantenerlas en las mejores condiciones posibles.

En primer lugar, y por sus diferentes características, dividiremos a las aves en dos grupos:

Paseriformes: canarios, jilgueros, diamantes…

Psitácidas: periquitos, agapornis, ninfas, loros…

 

ALOJAMIENTO:

La jaula debe ser siempre cuadrada,  y en cuánto a las dimensiones, el pájaro se debe poder mover sin dañar las plumas de alas o cola con los barrotes de la misma (por supuesto cuánto más grande sea la jaula mucho mejor).

Los posaderos deben ser de superficie irregular e idealmente con diferentes anchos (Y al menos algunas zonas en las que los dedos no lleguen a ocupar toda la circunferencia del palo).  Por ejemplo las ramas naturales  de frutal  son posaderos perfectos.

Se les puede poner una bañera con un poquito de agua cuándo hace calor o rociarlos con un pulverizador.

 

 ALIMENTACIÓN

Pienso completo extrusionado para aves (de alta calidad y que impida que el ave pueda seleccionar lo que más le gusta).

Algunas de las mejores marcas son: Harrison´s, Kaytee, Zu-Preem, Zeigler, NutriBird, Pretty Bird…

El tamaño del grano del pienso va en función del tipo de ave.

Las dietas a base de semillas (como mijo o alpiste) NO son adecuadas, ya que carecen de muchos componentes, minerales y vitaminas necesarias y son altas en grasas. Además seleccionan lo que más les gusta, con lo cual la alimentación es aún más desequilibrada.

NO deben tomar: aguacate, chocolate ni alimentos muy salados.  Tampoco deben tomar sobras de comida casera.

Fruta y verdura variadas.

-Pueden colocarse huesos de sepia o piedras de calcio en la jaula.

-Es imprescindible que dispongan en todo momento de bebederos con agua limpia (a veces es necesario cambiarla varias veces al día porque la ensucian).

 

 

 

ENRRIQUECIMIENTO:

Enfocado sobre todo a psitáciadas (loros, cotorras, agapornis y periquitos) debido a su carácter social e inteligencia:

  • Salidas fuera de la jaula: en una habitación segura y siempre vigiladas.
  • Buscar alimento: esconder alimento en hojas de periódico en el suelo de la jaula o en juguetes, dárselo en varias raciones para que esté más distraído…

Peligros a evitar en la casa:

  • Golpes con ventanas.
  • Intoxicaciones.
  • Humos de la cocina (teflón), quemaduras…
  • Ataques por otros animales de la casa.
  • Escapes por ventanas o puertas abiertas.

 

OTROS:

Cuando hace buen tiempo conviene sacar la jaula al exterior (cuidado con el sol y el exceso de calor en verano), ya que así nos aprovechamos de la radiación ultravioleta (con cristal de por medio no llegaría y es muy necesaria para mantener a nuestras aves sanas).

 

¿Cuándo debemos llevar a nuestra ave al veterinario?

  • Al adquirir a nuestra nueva mascota para informarnos sobre todos sus cuidados y alimentación.
  • Si deja de comer o beber (o lo hace en exceso).
  • Si está más apagado, “embolado” o tiene una postura anormal.
  • Si se arranca las plumas o tiene el plumaje con mal aspecto.
  • Si vomita o tiene heces más liquidas o distintas a lo habitual.
  • Si tiene bultos o descamaciones en la piel o plumas…

 

 

Esperamos que estos consejos os ayuden a tener vuestro amigos con plumas en las mejores condiciones. Si tenéis o vais a tener un ave como mascota podéis preguntarnos cualquier duda.

 

 

Este texto también está disponible en: Galego (Gallego)

2 thoughts on “Un ave como mascota

  1. Hola tengo un agaporni y hoy se dio un golpe se asusto y se cayo y desde esas anda cojo. Devo llevarlo al veterinario o darle algo? Me tiene muy preocupada mi pequeña tiene 3 años y nunca estubo mal por nada
    Gracias

    1. Buenas tardes, te hemos enviado un correo electrónico con las recomendaciones a seguir con este pequeño percance!
      Esperamos que se recupere!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.