Un ave como mascota

| | No Comments

Ya sea por su belleza, por su canto o por su inteligencia, las aves siempre han sido unas mascotas muy populares en nuestros hogares.

Por lo tanto es nuestra labor mantenerlas en las mejores condiciones posibles.

yellow canary on its perch in front of a white background

En primer lugar, y por sus diferentes características, dividiremos a las aves en dos grupos:

Paseriformes: canarios, jilgueros, diamantes…

Psitácidas: periquitos, agapornis, ninfas, loros…

 

ALOJAMIENTO:

La jaula debe ser siempre cuadrada,  y en cuánto a las dimensiones, el pájaro se debe poder mover sin dañar las plumas de alas o cola con los barrotes de la misma (por supuesto cuánto más grande sea la jaula mucho mejor).

Los posaderos deben ser de superficie irregular e idealmente con diferentes anchos (Y al menos algunas zonas en las que los dedos no lleguen a ocupar toda la circunferencia del palo).  Por ejemplo las ramas naturales  de frutal  son posaderos perfectos.

Se les puede poner una bañera con un poquito de agua cuándo hace calor o rociarlos con un pulverizador.

 

 ALIMENTACIÓN

Pienso completo extrusionado para aves (de alta calidad y que impida que el ave pueda seleccionar lo que más le gusta).

Algunas de las mejores marcas son: Harrison´s, Kaytee, Zu-Preem, Zeigler, NutriBird, Pretty Bird…

El tamaño del grano del pienso va en función del tipo de ave.

Las dietas a base de semillas (como mijo o alpiste) NO son adecuadas, ya que carecen de muchos componentes, minerales y vitaminas necesarias y son altas en grasas. Además seleccionan lo que más les gusta, con lo cual la alimentación es aún más desequilibrada.

NO deben tomar: aguacate, chocolate ni alimentos muy salados.  Tampoco deben tomar sobras de comida casera.

Fruta y verdura variadas.

-Pueden colocarse huesos de sepia o piedras de calcio en la jaula.

-Es imprescindible que dispongan en todo momento de bebederos con agua limpia (a veces es necesario cambiarla varias veces al día porque la ensucian).

 

 

 

ENRRIQUECIMIENTO:

Enfocado sobre todo a psitáciadas (loros, cotorras, agapornis y periquitos) debido a su carácter social e inteligencia:

  • Salidas fuera de la jaula: en una habitación segura y siempre vigiladas.
  • Buscar alimento: esconder alimento en hojas de periódico en el suelo de la jaula o en juguetes, dárselo en varias raciones para que esté más distraído…

Peligros a evitar en la casa:

  • Golpes con ventanas.
  • Intoxicaciones.
  • Humos de la cocina (teflón), quemaduras…
  • Ataques por otros animales de la casa.
  • Escapes por ventanas o puertas abiertas.

 

OTROS:

Cuando hace buen tiempo conviene sacar la jaula al exterior (cuidado con el sol y el exceso de calor en verano), ya que así nos aprovechamos de la radiación ultravioleta (con cristal de por medio no llegaría y es muy necesaria para mantener a nuestras aves sanas).

 

¿Cuándo debemos llevar a nuestra ave al veterinario?

  • Al adquirir a nuestra nueva mascota para informarnos sobre todos sus cuidados y alimentación.
  • Si deja de comer o beber (o lo hace en exceso).
  • Si está más apagado, “embolado” o tiene una postura anormal.
  • Si se arranca las plumas o tiene el plumaje con mal aspecto.
  • Si vomita o tiene heces más liquidas o distintas a lo habitual.
  • Si tiene bultos o descamaciones en la piel o plumas…

 

 

Esperamos que estos consejos os ayuden a tener vuestro amigos con plumas en las mejores condiciones. Si tenéis o vais a tener un ave como mascota podéis preguntarnos cualquier duda.

 

 

Este texto también está disponible en: galego (gallego)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *